*.- Latosa.

0
Compartir

Visión política.

Por: Fernando Cruz López.

 

De nueva cuenta, los habitantes de la capital del estado vivimos por dos días,  el protagonismo de la presidenta municipal de Juchitán de Zaragoza, Gloria Sánchez López, quien el pasado miércoles desde muy temprano llegó a la ciudad de Oaxaca acompañada de un reducido grupo de simpatizantes de la COCEI para reclamar, según ella, el supuesto abandono en el que el gobierno del estado tiene a la región istmeña.

 

A decir de la protagonista del bloqueo a ciudad administrativa  y plantón frente a palacio de gobierno, los apoyos económicos no habían llegado a la región istmeña, y aseguraba, tratando de llamar la atención, y engañando a los que venían con ella, que los tenían abandonados, pues alegaba que el gobierno del estado ni siquiera los atendía.

 

Si no conociéramos a la ex Coceista, ex perredista y muy pronto Morenista, pensaríamos que decía la verdad, sin embargo solo se trataba un acto más para justificar su ineptitud ante el pueblo juchiteco, ya que jamás les ha hablado con la verdad, pues los recursos federales y estatales si han llegado a toda la zona istmeña y principalmente a Juchitán de Zaragoza, pero ella y sus cómplices los han desaparecido.

 

Ante la protesta y manifestación de Gloria Sánchez y sus seguidores, el ejecutivo estatal Alejandro Murat Hinojosa, dio a conocer que las necesidades del pueblo juchiteco siempre se han atendido de manera puntual y jamás se les ha ignorado.

 

Dando a conocer que el Fondo de Desastres Naturales, (Fonden), había autorizado un recurso superior a los 240 millones de pesos y que sería en la administración de Peña Nieto que llegarían a la zona istmeña

80 millones de pesos que se estarán dispersando en varios municipios de las zonas afectadas en esa región.

 

De este recurso hay que destacar que la mitad lo pone el Gobierno del Estado y la otra mitad el Gobierno Federal, dicho dinero comprometido terminará de llegar en la próxima administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, es algo que ya esta asignado y no hay forma de desviarlo.

 

Hay que recalcar algo que se le olvida a la presidenta municipal de Juchitán, que desde el primer día del terremoto de Septiembre del 2017, el gobernador del estado se fue literalmente a vivir a la zona afectada y desde ahí gobernó la entidad, es mas, la mayor parte de los funcionarios de su gobierno, se instalaron en la región istmeña y estuvieron muy pendientes coordinando los esfuerzos institucionales en beneficio de los damnificados.

 

Lo que el pueblo juchiteco ignora es que Gloria Sánchez, firmo un documento con la Sedatu, donde reconocía que se entregaron los recursos correspondientes a quienes fueron censados por primera vez. Sin embargo conociendo a la mencionada alcaldesa, lo que busca a toda costa es presionar al gobierno federal y estatal, para que le entreguen los recursos restantes, lo que seria un grave error, pues ya va de salida del ayuntamiento de Juchitán, y se correría el riesgo de que se pierda el dinero.

 

Algo por cierto muy común en su administración municipal, pues hasta el momento los juchitecos no saben que ha hecho con tantos millones de pesos que ha recibido y lo peor es que ya se va y va refugiarse al Congreso de la Unión, desde donde como diputada federal ahora por Morena, seguirá dando lata al gobierno de Alejandro Murat.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here