Llueve excremento; urge Gran Pacto de Civilidad

0
Compartir

DETRÁS DE LA NOTICIA

Alfredo Martínez de Aguilar

 

 

El diluvio de excremento político-electoral inunda a México y Oaxaca. Se adelantó a la época de lluvias. Los “idus de marzo” no traerán buenas noticias, por el contrario, presagian tragedias.

Marte y Huitzilopochtli, dios romano y mexica de la guerra, respectivamente, tienen sed de sangre. Los ánimos cada día se caldean más. Estallaron ya los primeros escarceos verbales.

Ricardo Anaya, no El Jefe Diego Fernández de Cevallos, iniciaron las mentadas de madre. “Hijo de puta” lanzó contra el jefe de la Unidad Antilavado de la SEIDO de la PGR, Mauro Rodríguez.

Pero El Jefe Diego, fue más allá al afirmar el colmilludo asesor que “solo matándolo van a poder detener a Ricardo Anaya”, el mismo que unos días antes había declarado en radio que si su candidato no era capaz de responder bien a estas acusaciones y quitarse la mancha de corrupción “está perdido”.

La advertencia de El Jefe Diego retrotrae al escenario sangriento de la ejecución de Luis Donaldo Colosio, que Fernández de Cevallos conoce muy bien al ser amigo y cómplice de Carlos Salinas de Gortari, a quien legitimó con la aprobación de la quema de las boletas electorales de su elección presidencial.

Salvador García Soto, señala “es claro que Diego se dio cuenta que, en la medida que la PGR no actuara y acusara directamente al abanderado del Frente, cada día jugaba a su favor ante una opinión pública que, por más que compre campañas negras y acusaciones de corrupción, siempre tenderá a estar a favor de una víctima del aparato político y judicial”.

“Colocar a Anaya en esa posición victimizante ya empezó a jugar a su favor, pero invocar un atentado como la única forma de evitar su candidatura, lo sube a otro nivel en el que la sociedad mexicana, tan afecta a los mártires y los martirologios, se rendirá del lado de quien pretenda ser martirizado por el gobierno, sobre todo por uno tan impopular y rechazado como es la administración de Peña Nieto”.

Por otro lado, el candidato presidencial de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade Kuribreña, pidió al panista Ricardo Anaya Cortés que “no sea rajón” y asuma las consecuencias del presunto lavado de dinero con el que lo vincula la Procuraduría General de la República (PGR).

Al salir de su reunión con integrantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Meade Kuribreña dijo a reporteros que si su contrincante tomó malas decisiones, que las asuma, pues, aseveró, nadie lo obligó a realizar las operaciones financieras que hoy lo inculpan.

“Es que de veras… ¿39 años y ya con ese patrimonio? Ahí están los datos. ¿Qué hubiera pasado si a mí me lo hubieran detectado?”, cuestionó el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Que no se haga bolas, si tomó malas decisiones, que las asuma. Como se dice de manera ordinaria, que no sea rajón”.

Antes, en su cuenta de Twitter, el ex Secretario de Hacienda refirió que “uno [Anaya] lava dinero con empresa fantasma; y el otro [AMLO] de plano se ha convertido en un fantasma fiscal. ¡El que la hace, debe pagarla!”.

José Antonio Meade señaló al candidato de “Por México al Frente” de vivir como magnate siendo un servidor público.

Sobre la carta abierta que difundieron líderes de opinión, periodistas, activistas e intelectuales para exigir al Presidente Enrique Peña Nieto no usar a la PGR para perseguir opositores, Meade dijo que coincidía parcialmente con el llamado, pues “si hay pruebas contra Anaya se tiene que proceder”.

Ante la evidente, pública y notoria polarización de los mexicanos y oaxaqueños, reviste singular trascendencia social e histórica el llamado a los dirigentes de todos los Partidos del nuevo líder estatal del PRI, Jorge González Ilescas, a firmar un Gran Pacto de Civilidad.

Ello permitiría “que este proceso electoral se realice en un marco de respeto y paz social entre Partidos y candidatos. Debemos abonar todos, desde nuestras propias trincheras, a la construcción de una mejor ciudadanía, y de las preferencias electorales hacia nuestros respectivos Partidos, pero sin que eso deteriore el tejido social o confronte a los oaxaqueños”.

Durante su reciente toma de posesión, el ex dirigente de la CNOP reiteró su respeto personal y político a las fuerzas opositoras, y les dijo: “Para el PRI ustedes son adversarios más no enemigos, con nuestras propias visiones, e incluso con las diferencias ideológicas y políticas irreconciliables que claramente tenemos, debemos impulsar la construcción y la promoción de la vida democrática”.

Ante las contingencias naturales y el dolor y la desgracia que por los sismos han padecido nuestros hermanos oaxaqueños en varias regiones, sostuvo “nadie puede darse el lujo de dividir ni de confrontar, sí de contrastar ideas y de convencer con argumentos y propuestas”.

González Ilescas, caracterizado por ser “echado para adelante” y “mecha corta” hizo un vehemente llamado a los priistas a “seguir caminando juntos, cerrando el paso a la irracionalidad, al mesianismo y al fanatismo que son nocivos para nuestra democracia, y en general para nuestro país”.

Al mismo tiempo, asumió el compromiso de trabajar, codo a codo con la militancia, y desde las bases, para seguir haciendo de Oaxaca una referencia de disciplina, unidad, y trabajo político en nuestro Partido. A todos, y a cada uno de los militantes priistas, les dijo y les reiteró:

¡Los necesitamos a todos! ¡Juntos! ¡Fuertes! ¡Unidos! ¡Listos! ¡Porque vamos a ganar!”

“Les necesitamos porque los procesos electorales que ya están en marcha imponen retos extraordinarios. Ante estos, debemos reconocer, pero sobre todo, asumir una de las lecciones más importantes de nuestro Partido: ¡Unidos, los priistas, somos invencibles!”

Planteó el llamado a trabajar intensamente, a contrarreloj, desde la célula del Partido, ir a las colonias y barrios, caminar con la ciudadanía, hacerse eco de las necesidades de los campesinos, de los trabajadores, de las amas de casa y de los profesionales y empresarios.

“Convencer con diálogo y propuestas, a todos aquellos que están en proceso de definir sus preferencias partidistas, y afianzar la identidad con quienes simpatizan con nuestras propuestas y candidatos”.

También hizo un llamado a todos sus compañeros de Partido que participaron en los procesos internos para la elección de candidatos. “A los ungidos y a quienes aún esperan una definición: Debemos establecer un marco de racionalidad, respeto, lealtad y civilidad, para generar los consensos y los espacios de diálogo que nos permitan salir avante de nuestros procesos internos”.

“En el PRI cabemos todos, siempre que cada uno de nosotros sepa reconocer nuestras propias diferencias, aspiraciones y capacidades, y establezcamos los compromisos y las tareas que nos permitan sumar, y ponderar nuestras coincidencias a favor de Oaxaca, a través del trabajo y la reciprocidad con y desde nuestro Partido”.

Subrayó “el PRI es un Partido de puertas abiertas, que recibe con consideración e inclusión a todos los que apuestan al trabajo político, a la lealtad partidista, y al amor a Oaxaca”.

“Esas mismas puertas abiertas han servido para que se marcharan aquellos que prefirieron la traición y la ganancia de oportunidad, sobre las convicciones y la congruencia política. A cada uno de ellos, chapulines, les decimos: No seremos nosotros, sino el propio juicio ciudadano, quien les juzgará por su ingratitud con el Partido que les hizo, y les dio las oportunidades y los espacios que, luego han ido a tratar de intercambiar por algunas monedas”.

“Tenemos un gran candidato presidencial, puntualizó. José Antonio Meade es una persona de capacidades probadas; un servidor público que ha dado lo mejor de sí para el progreso de México, y un hombre honesto, congruente y comprometido con la gente”.

“Con Meade, el priismo nacional, tiene al mejor candidato, y con él, los mexicanos tenemos la certidumbre de la racionalidad, de la capacidad, y de la sensibilidad frente a los grandes problemas nacionales”.

El nuevo líder estatal del PRI, aseguró: ¡Con unidad, trabajo y disciplina partidista en torno a José Antonio Meade, y a todos nuestros candidatos, ganaremos la elección del primero de julio”.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here