Portada Vida y Salud

Jefe de servicios médicos del IMSS, salva la vida de paciente tras irresponsable cirujano.

Estimado lector; el pasado viernes 01 de septiembre de 2017, comenzó a circular por las redes sociales y algunos medios de comunicación un audio donde con palabras no adecuadas le exijo al médico Benjamín Mayoral que opere a una paciente que está en peligro de fallecer (me disculpo con quienes tuvieron la oportunidad de escucharlo), y cabe mencionar que afortunadamente la paciente fue operada, salvando con ello su vida, éste como muchos casos de éxito se ven a diario en nuestro Instituto.
Este médico es ruin, llega tarde, pide pases de salida, trata mal a los pacientes, incluso agrede verbal o físicamente a nuestros mismos compañeros, deja de realizar operaciones para salirse del hospital, y muchas cosas más sin siquiera avisar, pone a residentes a hacer su trabajo y les humilla, lleva muchas  notas de demerito, mismas que son entregadas solo a aquellos que no cumplen con su responsabilidad, así como los desacatos de orden, sin embargo dado que pareciera que estábamos acostumbrados a aguantar los desplantes de esta persona nadie había dicho nada. Tal pareciera que el juramento hipocrático que solemnemente llevamos los médicos en nuestro haber no vale. Sus prácticas no solamente afectan en el IMSS, también en el ISSSTE,  donde él se dice protegido por las autoridades, situación que dudo, puesto que al igual que nosotros hacen su mayor esfuerzo por instituir la mejor calidad del servicio médico.
Algo que me molesta de sobre manera es que se trate a los pacientes como cualquier cosa, cuando realmente todos los médicos nos debemos a ellos, es nuestro trabajo, nuestra responsabilidad y  vocación.
De la mano con el Dr. Juan Díaz Pimentel, nuestro Delegado del IMSS, con todo el equipo de trabajo, y los compañeros de diversas áreas de los servicios de salud en todo el Estado que son comprometidos consigo mismos y con su labor, día con día hacemos las cosas lo mejor que podemos, servimos con el corazón, seguramente hay mucho por hacer pero estamos en la línea y moriremos en ella, ya que el médico debe servir a la población con esmero, procurar que el paciente reciba la mejor atención
Es importante decir es que no solapamos a gente como esta, si como directivo exigir que un médico realice su trabajo está mal, me considero culpable y con gusto pongo mi renuncia sobre la mesa con la frente en alto porque no hice otra cosa más que exigir que realice su trabajo, sin embargo si así lo determina el IMSS seguiré vigilando que cada uno de nosotros en el área médica sea responsable, como muchos hasta ahora.
Agradezco infinitamente al IMSS todo lo que ha hecho por mí y mi familia brindándome un trabajo digno y estable que me ha permitido educar a mis hijos con lo necesario, incluyendo valores, dentro de ellos el compromiso.
Agradezco de antemano todas las llamadas de solidaridad que recibimos de autoridades, compañeros del IMSS e ISSSTE, incluso pacientes que se suman a mi persona, hartos de la forma de actuar del médico, de la misma manera pongo a su disposición mi número personal para que con gusto se atienda lo que se necesite referente al área médica del IMSS.
ATENTAMENTE:
Dr. Juan Pablo Matadamaz Ortiz, su seguro servidor Jefe de los servicios médicos del IMSS, 9511708319.

Deja un comentario