Acapulco va por los millennials y centennials

0
Compartir

EXCELSIOR

A través de la campaña Mom I´m in Acapulco buscan reactivar la economía en el puerto tras el paro por la pandemia

CIUDAD DE MÉXICO.

Acapulco Playing since 1930 (Acapulco jugando desde 1930) es la marca y Mom I’m in Acapulco (Mamá estoy en Acapulco) es la campaña que busca reactivar la economía en el puerto guerrerense y atraer a las generaciones de millennials y centennials, tras el paro de actividades por la pandemia.

La campaña lo que va hacer es motivar una conversación generacional, porque ahora los jóvenes tienen que generar su propia narrativa de Acapulco, a través de sus experiencias, vivencias, historias, fotografías, momentos, ya lo que se vivió en Acapulco fue algo, pero hoy las nuevas generaciones tienen que vivir Acapulco desde sus nuevas experiencias”, dijo Federico Quinzaños, CEO de Materiamist empresa encargada de la estrategia.

Y es que de acuerdo a una encuesta que realizaron a jóvenes menores de 30 años, solo el 22 por ciento dijo haber ido alguna vez al puerto.

 

El gobernador del estado, Héctor Astudillo, a través de un enlace en la presentación virtual de la campaña, recordó que la actividad turística ha reiniciado en Acapulco, Taxco e Ixtapa Zihuatanejo, con la ruta denominada punto limpio.

No es otra cosa que ayudar a hacer protocolos de limpieza, de higiene, no solamente para las empresas sino también para los trabajadores; como resultado de este trabajo de punto limpio recientemente a través del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que está en Londres, recibimos el reconocimiento que se llama Viaje Seguro”, dijo el mandatario estatal.

 

 

En entrevista para Excélsior Abraham Garay, Director del Fideicomiso de Promoción Turística de Acapulco, recordó que desde el 2 de julio las actividades en el punto turístico se reiniciaron a un 30 por ciento de su capacidad y que por el momento las playas solo son para uso recreacional, sin poder pasar mobiliario de playa, bebidas o alimentos.

Para ayudarnos a mantenernos en semáforo naranja y pasar al amarillo en poco tiempo se han instalado 66 módulos de atención a los turistas y a todos los locales donde se les está regalando gel antibacterial, cubrebocas, tiene filtros sanitizadores donde la gente pasa se sanitiza y se le está pidiendo a todos que usen su cubrebocas”, explicó el funcionario.

 

 

Aunque no hay sanciones por no usar el cubrebocas, dijo que es una obligación moral utilizarlo para proteger a los demás. La que seguirá detenida por lo pronto es la vida nocturna, para evitar las aglomeraciones de personas. Sin embargo, la apertura era necesaria para apoyar a los empresarios, algunos de los cuales mantuvieron a su plantilla durante la contingencia.

Les permite ir solventando algunos gastos, a lo mejor llegar a su punto de equilibrio, a lo mejor no, pero era importante iniciar la reactivación, y por eso también es muy importante trabajar todos unidos para evitar contagios, para poder llegar al semáforo amarillo y poder tener un 60% de actividad que les permitirá tener una mayor solvencia en cuanto a la economía se refiere, dijo Garay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí