Si uno no es revolucionario en este tiempo, no es cristiano: Papa Francisco

febrero 16th, 2017
Si uno no es revolucionario en este tiempo, no es cristiano: Papa Francisco
Opinión

Milenio

El Papa Francisco llama a los jóvenes a solidarizarse con los más pobres; desea que esta sea la generación que haga la doctrina social con los pies.

Ciudad de México.-A un año de su visita a México, el Papa Francisco presentó el libro DOCAT, en el que exhorta a los jóvenes involucrarse en política y a luchar por la justicia y la dignidad humana, pero sobre todo por los más pobres.

“Todos ustedes son Iglesia. Procuren que nuestra Iglesia se transforme, que permanezca viva y se sienta aludida por los gritos de los que están privados de sus derechos, por las súplicas de los que sufren y por aquellos de los que nadie se ocupa”.

El Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) y otras organizaciones presentaron el libro DOCAT ¿Qué hacer? Doctrina social cristiana para jóvenes que editó la Fundación YOUCAT y que el Papa Francisco entregó a los jóvenes peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud 2016 en Cracovia.

En este libro, el Papa Francisco trata los temas de interés para los jóvenes; en especial, les señala que el mundo no puede seguir así. “¡El cristiano que en estos momentos deje de mirar a los más pobres de los pobres, no es en realidad un cristiano!”

También invita a los lectores a una conversión lejos de las mezquindades. “¡Queridos jóvenes amigos! Sólo la conversión del corazón puede hacer más humana nuestra tierra, tan llena de terror y de violencia. Y esto significa paciencia, justicia, sensatez, diálogo, insobornabilidad, solidaridad con las víctimas, con los pobres y con los más pobres, entrega sin fronteras y un amor hacia los demás que vaya hasta la muerte si fuera preciso”.

En el libro de 301 páginas, el Papa Francisco critica el sistema económico actual, “esa economía mata”, y lamenta que sólo el 1% de la población mundial disponga del 40% del patrimonio global y que un 10% acapare el 85%. “Hoy 1 mil 400 millones de seres humanos viven con menos de un euro al día”.

El Pontífice recuerda desde el prólogo que “solamente transformarán la tierra aquellos que se entreguen a ella con Jesús y se dirijan, guiados por Él, hacia los marginados que viven en medio de la suciedad”.

Este es un libro que entrega el Papa Francisco a los jóvenes para que “enciendan el fuego”, teniendo como base la doctrina social de la Iglesia que llama a la “participación y a la colaboración”. Afirmó que el DOCAT es un grandioso manual para la acción cristiana: “Tengo un sueño que es ambicioso: deseo un millón de jóvenes cristianos o, mejor, toda una generación que sea para sus contemporáneos ‘la doctrina social con pies'”.

Bernhard Meuser, director del manual, destacó que a los jóvenes mexicanos les toca “acabar con la corrupción, acabar con la desigualdad, evitar la construcción de muros”.

El Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana señaló que la mejor manera de conmemorar el aniversario de la visita del Papa a nuestro país es realizar un llamado a la acción, “una conversión con esta guía que Francisco ha dado a los jóvenes, saliendo de nuestra zona de confort y enfrentando los problemas que vive nuestro país.”

“El Papa nos llama a todos a des-ubicarnos, es decir, a dejar los lugares cómodos en que nos hemos resguardado de quienes nos interpelan, y a desplazarnos, salir a las calles, a las viviendas, a las zonas más olvidadas y encontrarnos allí con las personas a las que nuestra sociedad excluye”.

A la presentación del libro en el Centro Universitario Cultural de Ciudad Universitaria asistieron Guillermo Francisco Escobar, obispo de Teotihuacán; Román Uribe, presidente de IMDOSOC; Eduardo Corral Merino, secretario de Relaciones Institucionales de la CEM; fray Alejandro Latapí, prior del CUC.

Silvia Irene Schmelkes, directora general del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, destacó que aún se debe profundizar acerca de cuáles son las indicaciones del DOCAT, “porque quiere jalar a los jóvenes a una acción comprometida cívica, pero para eso se necesita todo un proceso educativo, que tiene que ver con un modelo de educación que debe crecer para lograr que se forme una ciudadanía responsable y preocupada por los problemas del país, como son la desigualdad y la corrupción”.

Visto 31 veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *