Policiaca Portada

Rescatan sin vida entre escombros a Policía municipal que faltaba en Juchitan.

Por Victor Castillo Stgo.
Corresponsal
Oaxaca, Oax.- a 9 Septiembre 2017 .- Suman ya 46 las victimas mortales del sismo de 8.2 grados, que azoto el Istmo, ya que este día fuerzas federales y estatales, lograron rescatar entre los escombros el cuerpo del policía municipal Juan Jiménez Regalado de 36 años de edad, quien se encontraba de guardia en el Palacio Municipal que se derrumbo.

Fue ardua la tarea que se realizaron los cuerpos de seguridad Federal y Estatal, asi como voluntarios, quienes después de varias horas lograron rescatar el cuerpo del policía, mismo que se encontraba desaparecido.

En el lugar se encontraba doña Irma López Sánchez con los ojos rojos de tanto llanto y la cara desencajada por la desvuntra, no le quitaba la mirada de los trabajos que hacían soldados, marinos y policías federales, para retirar los escombros de lo que fue la comandancia de la Policía Municipal.

Fue después de intensa maniobras encontraron el cuerpo, en la zona cero, quedó su esposo Juan Jiménez Regalado, de 36 años de edad, padre de tres hijos, el policía de guardia en la corporación, cuando el terremoto derrumbó la comandancia, que se ubicaba dentro del Palacio Municipal.

Cabe señalar que los rescatistas sacaban cubetas, una tras otras, con los restos de esa edificación, pero no había noticias hasta hoy.

Fue después de sacar cientos y cientos de toneladas de escombros sobre la comandancia de la Policía Municipal, que impedían a los rescatistas de la Policía Federal, acompañados de perros adiestrados en la búsqueda, llegar hasta el lugar, hasta que finalmente encontraron el cuerpo.

“Es demasiado difícil, todavía hay mucho material arriba, que no tiene estabilidad, por las contantes réplicas”, explicaba una suboficial, que salió de la zona cero, junto con el perro pastor alemán Roy, para suspender momentáneamente la búsqueda, mientras se reanudan los trabajos para retirar el cemento en añicos y la varilla retorcida.

Continua en recuento de las victimas

De acuerdo a los últimos reportes al menos 37 muertos, incluyendo a este ultimo, y un número no determinado aún de lesionados y desaparecidos, ha dejado el terremoto de 8.2 grados en este municipio de la región del Istmo de Tehuantepec.

Aunque en total suman 46 por el deceso de otras personas, según cifras oficiales, en Santo Domingo Tehuantepec, Santa María Huamelula, Asunción Ixtaltepec, Santiago Niltepec, Santa María Xadani, San Mateo del Mar y Santiago Astata, entre otras municipalidades.

Los vecinos de esta municipalidad han salido a acampar en las diferentes avenidas, calles y callejones, ante las contantes réplicas del fenómeno geológico, ya que según Protección Civil ya van mas de 600 las replicas, la mas fuerte de 5.1 grados.

En la zona cero de esta ciudad, ubicada entre los escombros del histórico Palacio Municipal y el colindante Mercado 5 de Septiembre, personal especializado de rescate de la Policía Federal y de los Topos México, con el respaldo de elementos del Ejército Mexicano y la Marina, buscan entre esa maraña de cemento y fierro al agente de la Policía Municipal, Juan Jiménez Regalado, quien quedó atrapado en la comandancia de la corporación cuando cubría su guardia.

Sin embargo los daños no solamente se concentran en esa área porque abarcan a prácticamente todas las calles, donde cientos de casas antiguas de ladrillo, lodo y teja, que dan identidad a esta cuna de la cultura zapoteca, se vinieron abajo o en su caso, quedaron severamente afectadas.

Ante esto, varios pobladores se presentaron a la zona cero a solicitar ayuda a los rescatistas para buscar también a sus familiares entre las ruinas de sus domicilios, porque algunos no han podido ser localizados.

Juchitan quien es característico de sus tradiciones y costumbre, también reporta serios daños o afectaciones otros de los edificios distintivos, como el Centro Escolar, el templo dedicado a San Vicente Ferrer y el bar Jardín.

Sin embargo, las casas y edificios de arquitectura moderna, donde tienen su sede comercios, bancos, restaurantes, hoteles y distribuidoras de autos, resultaron con daños mayores.

En uno de esos, en el hotel del Río, que tuvo su auge hace unos 20 años, falleció la propietaria literalmente aplastada por la segunda planta.

Entre los fallecidos, se encuentra José Eduardo Ramírez Briseño, originario de la ciudad de Oaxaca.

Deja un comentario