Opinión Portada

Orgía de chaqueteros ‘chapulines’ a Morena

DETRÁS DE LA NOTICIA
Alfredo Martínez de Aguilar

 

La sociopatía convertida en obsesión patológica por el poder, que caracteriza a Manuel Andrés López Obrador (Malo), avanza peligrosamente como epidemia política y amenaza trocarse en pandemia nacional.

Ello ha dado lugar a un singular fenómeno sociopolítico al traer consigo una orgía de políticos chaqueteros de todos los partidos, conocidos como ‘chapulines’ por saltimbanquis, sobre todo, del PRD a Morena.

A lo largo y ancho del país, se suman al Movimiento de Regeneración Nacional lo peor de lo peor de los diversos partidos políticos incluyendo al propio Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De costa a costa y de frontera a frontera, también se suman los peores empresarios en cuanto a honestidad y calidad moral, lavadores de dinero del crimen organizado, patrones explotadores y evasores fiscales vía el esquema outsourcing.

Oaxaca es ejemplo claro y concreto de la acumulación de la basura política en el partido espejo de Manuel Andrés López Obrador, salvo muy contadas y honrosas excepciones, empezando por su ex candidato a gobernador Salomón Jara Cruz.

No escapan a este fenómeno, desde luego, los dirigentes de la Sección XXII de la CNTE, especialmente Eloy López Hernández y Genaro Martínez Morales, secretarios General y de Organización, respectivamente, quienes también ya enseñaron el cobre a favor de Morena.

La doble moral del Comisionado Nacional de Morena en Oaxaca, Salomón Jara Cruz, e integrantes del Comité Ejecutivo Estatal, es acremente criticada al promover la expulsión de cuatro consejeros políticos y una integrante de la dirigencia estatal.

Por una parte a toda costa buscan desterrar a parte de sus integrantes por cometer violaciones graves a la normatividad del partido, mientras por otro lado buscan imponer candidatos a modo.

Tal es el caso de la consejera estatal del partido de Andrés Manuel López Obrador Francisca Juan Nava, quien es señalada de ser la candidata del Partido del Trabajo (PT) en las pasadas elecciones a la Diputación Federal 09 con cabecera en Santa Lucía del Camino.

Por su parte, Faustino Gómez López, consejero de Morena en el distrito 06 de Tlaxiaco, en el proceso electoral del 2015-2016, fue candidato del Partido Unidad Popular (PUP); Catalina Lucía Toscano Olmedo, electa consejera en el distrito 11 de Pinotepa Nacional, en las pasadas elecciones, apoyó a los candidatos del Sol Azteca.

En tanto, Enedina Soriano Rojas, en las elecciones del 2015-2016, hizo campaña en favor del Partido Unidad Popular (PUP) y actualmente se desempeña como Directora de Programas Sociales en el mismo Ayuntamiento que gobierna el PUP.

Mientras la Secretaria de Jóvenes del Comité Ejecutivo Estatal, Kenya Berenice Martínez García, consejera en el distrito electoral 08 de la ciudad de Oaxaca, desplegó actos que atentan en contra de los estatutos de Morena.

Mientras esto sucede por órdenes de Salomón Jara Cruz dos ex panistas podrían ser ungidos como pre candidatos a diputados federales por Morena.
Irma Haydeé Reyes Soto y Luis Alfonso Silva Romo podrían apuntarse a las pre-candidaturas a diputados federales por Morena en las elecciones del 2018, durante el Consejo Estatal de ese Instituto, a pesar de que ambos en las elecciones del 2016 por la coalición PAN-PRD, “Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca” (CREO).

En una maraña de intereses políticos y económicos, estarían involucrados el ex director del Seguro Popular, Rogelio Hernández; el operador financiero del ex gobernador aliancista, Jorge Castillo; y el Comisionado Nacional de Morena en Oaxaca, Salomón Jara Cruz.

A través de Salomón Jara se pactó el acuerdo de otorgar las dos diputaciones federales a los ex panistas, con el aval de Andrés Manuel López Obrador, gracias a la mediación de Rogelio Hernández, quien se jacta de ser gran amigo de uno de los hijos del político tabasqueño.

El favor político lo estaría solventando Jorge Castillo, y con ello, en los próximos tres años tendría a su favor a dos aliados en el Congreso Federal, para “cuidarle las espaldas” en caso necesario.

Entre la desbandada que golpea al Partido de la Revolución Democrática llamó la atención la chaqueteada del presidente municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, Emanuel Alejandro López Jarquín, al mandar al diablo a sus gobernados y buscar el amparo y protección de López Obrador.

Mientras cientos de habitantes de Xoxocotlán se vieron afectados por las fuertes lluvias que azotaron ese municipio conurbado a la capital oaxaqueña, su presidente municipal Alejandro López Jarquín, fue captado en un evento político de Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México.

Al edil perredista y quien ahora busca un lugar con Morena, no le importaron las afectaciones generadas por las lluvias a sus gobernados y viajó a la Ciudad de México, para brindarle su apoyo al ex jefe de gobierno.

En las últimas 24 horas, más de 300 familias de vecinos de Santa Cruz Xoxocotlán, se encuentran prácticamente bajo el agua, situación que ha minimizado el Ayuntamiento de Xoxocotlán.

Desde el sábado por la tarde-noche se reportó la inundación de algunas viviendas en los fraccionamientos Itabiani y Los Cántaros, ubicados en la Colonia Mi Ranchito, y a pesar de la situación, el también ex diputado local hizo caso omiso, pues ya tenía previsto viajar al acto proselitista.

Esta situación ha provocado la inconformidad de los habitantes afectados, argumentando que ni el municipio ni el gobierno estatal garantizan la seguridad de los afectados.

“Por un lado, el edil prefiere irse a un acto político, y al gobierno estatal lo vemos casi 24 horas después de la contingencia, no contamos con un mapa de riesgo, un plan para contingencias, aquí estamos solos”, manifestaron.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, se presentó alrededor de las 18:00 horas del domingo al municipio, ubicado a 15 minutos de la capital.

Fue hasta ese momento, que casi forzado por la sorpresiva presencia del mandatario estatal hizo presencia en el lugar el munícipe, Alejandro López Jarquín, quien portaba ropa camuflada.

Ambos políticos recorrieron las zonas afectadas, acompañados por el director de Protección Civil, Armando Demetrio Bohórquez, y la presidenta del DIF Estatal, Ivette Morán de Murat.

En su recorrido, se comprometieron en atender a las familias afectadas, además que les entregarán de víveres y todo lo que requieran.
Después de 24 horas las familias pasarán su segunda noche bajo el agua, en espera que el apoyo prometido les llegue en las próximas horas.

Vecinos del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán acusaron de irresponsable al presidente municipal, Alejandro López Jarquín, por no atender de manera inmediata la contingencia presentada en esa localidad.

Los afectados denunciaron que el edil, prefirió irse a un acto proselitista antes que atender la demanda de más de 300 familias afectadas por las lluvias.
Después de nueve meses, se demostró la falta de responsabilidad y compromiso del presidente, además que quedó al descubierto las irregularidades cometidas en el área de protección civil municipal.

A este aspecto, mencionaron que a la fecha, el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán no cuenta con un Atlas de Riesgo, así como personal capacitado en el área, lo que quedó demostrado con las lluvias del fin de semana.

El director de Protección Civil Municipal, Carmelo Pérez Pacheco, forma parte de la “cuota de cuates” impuesta por el Síndico Hacendario, Giselo Pérez Pacheco, por lo que no tiene la experiencia en el cargo.

Asimismo, señalaron que solo se han encargado de hacer negocios, vendiendo uniformes y botas que son indispensables para los trabajadores del área.
Por otro lado, la conformación del Frente Amplio Democrático con el Partido Acción Nacional, acordado este fin de semana en el Consejo Nacional del PRD, perfila una nueva desbandada dentro del Sol Azteca en Oaxaca.

La principal causa es que cientos de perredistas oaxaqueños no ven con buenos ojos la posibilidad de ir con el PAN en el 2018, ya que les rompe la posibilidad de conformar una alianza entre las izquierdas y apoyar a Andrés Manuel López Obrador para llegar a la silla presidencial.

Aun cuando no se ha concretado el frente, decenas de perredistas se sumaron a Andrés Manuel López Obrador, incluso renunciando al Sol Azteca donde llevaban más de 10 años de militancia.

En esa lista se encuentran los chaqueteros ‘chapulines’ Jesús Romero López, Karina Barón, Pavel Renato López Gómez, entre otros.

Entre los posibles personajes que podrían renunciar se encuentran Alejandro López Jarquín quien fue visto en un acto de López Obrador el pasado domingo en la Ciudad de México, Hugo Jarquín y posiblemente Parola Gutiérrez, actual diputada local.

Estos dos últimos personajes, tomarían la decisión, luego de la renuncia que hiciera su líder, René Bejarano al PRD después de más de 20 años de militancia.

Esta situación también traería una desbandada, pues cientos de perredistas seguirían los pasos de su líder.
A pesar de esta evidente, pública y notoria desbandada, la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática ha minimizado el hecho y no han emitido una opinión al respecto.

Claro, Morena no es el único partido en el que se refugian directamente los políticos chaqueteros saltimbanquis, sino que también utilizan como aduana al Partido del Trabajo (PT) como ocurre con Leopoldo de Gyves de la Cruz al incorporarse para sumar en las elecciones del 2018.

En conferencia de prensa, el senador Benjamín Robles Montoya, comisionado político nacional del PT informó que la incorporación de Polo de Gyves es para seguir fortaleciendo la estructura del PT, con la finalidad de reincorporar mayor militantes al instituto político.

Sostuvo que el juchiteco Leopoldo de Gyves de la Cruz es parte de los líderes importantes de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo de Tehuantepec (COCEI), y que vendrá a sumar una militancia importante de cara al próximo proceso electoral.

alfredo_daguilar@hotmail.com
directo@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Deja un comentario