Cultural Portada

Marte tiene más agua de la que creíamos y es fácil de hallar

Un grupo de científicos identificó varios lugares en Marte en los que la erosión está dejando expuestos depósitos de agua helada, que comienzan entre uno y dos metros debajo de la superficie y que se extienden a profundidades que pueden superar los cien metros, según publica hoy Science.

Aunque desde hace tiempo se sabe que existe hielo en Marte —debido a las bajas temperaturas en este planeta, también se puede helar el dióxido de carbono—, estudiar mejor su profundidad y ubicación podría ser vital para futuras misiones con humanos y aún quedan muchas preguntas por responder sobre las capas que forman los bloques, el grosor, su pureza y extensión.

Un estudio encabezado por Colin Dundas, del Centro de Ciencias Astrogeológicas, usó datos de la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter para localizar ocho puntos donde la erosión ha creado pendientes escarpadas orientadas a los polos que dejan “a la vista importantes cantidades de hielo” bajo la superficie.
“Básicamente, los astronautas podrían ir allí con una cubeta y una pala y obtener toda el agua que necesitan”, dijo uno de los autores de la investigación, Shane Byrne, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, en Tucson.

El análisis de esos lugares revela que las fracturas y ángulos empinados indican que el hielo está fuertemente unido, así como que las bandas y variaciones de color “sugieren que el hielo contiene capas definidas, lo que podría emplearse para comprender los cambios que ha experimentado el clima de Marte a lo largo del tiempo”.

Los autores del estudio consideran que, puesto que hay pocos cráteres en los lugares estudiados, el hielo “debió formarse hace relativamente poco tiempo”.

Además, algunas imágenes tomadas durante tres años marcianos revelan la existencia de grandes fragmentos de roca que cayeron del hielo al ser erosionado, lo que ha llevado a los investigadores a suponer que la superficie helada retrocede un par de milímetros cada verano.

Los científicos consideran que es probable que el hielo cercano a la superficie sea incluso más extenso de lo detectado en este estudio.

Deja un comentario