La pobreza en México crece cada día mas con el alza del huevo y la gasolina

0
Compartir

Nahum Villavicencio .

Oaxaca, oax.-La pobreza en México ha crecido a pasos acelerados a tal grado que hoy en día una
familia de las llamadas clase media ha pasado a ser parte de las estadísticas que demuestran que los salarios mínimos que recibe no son suficientes para tener una vida medianamente digna.

De acuerdo a datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en nuestro país existen aproximadamente 52 millones de personas que viven en la pobreza extrema, mismas que no cuentan con las posibilidades para poder aspirar a una vida mejor, derivado de la ineficiencia de las políticas pública que los gobiernos han establecido.

El panorama es incierto ante el cambio de gobierno, ya que la administración federal solo propuso paliativos que no fueron suficientes para impedir que el número de pobres creciera en nuestro país, ya que el número de personas en situación de pobreza subió de 48.8 a 52 millones entre 2008 y 2010, lo que significa que el 46.2% de la población está bajo esa condición.

Un estudio de la UNICEF México revelo en los últimos años que aquellos que viven en las zonas rurales se enfrentan a más desventajas que los que viven en ciudades. Y, de ellos, los indígenas son los que se encuentran entre los grupos más vulnerables de México.

México con estas cifras se encuentra entre el grupo de países con alto Índice de Desarrollo Humano (IDH), en contraste con la desigualdad en los niveles de desarrollo al interior de la República, entre los diferentes estados.

Mientras en el Distrito Federal o Nuevo León el IDH se sitúa a la par de países como Argentina, el IDH de Chiapas es parecido al de Siria o Nicaragua. A nivel municipal las disparidades son aún más evidentes. En Chiapas y Oaxaca se encuentran municipios con un IDH similar a países como Nigeria o Senegal.

Desde 2009, el gobierno mexicano utiliza una metodología multidimensional de medición de la pobreza, basada en el análisis del cumplimiento de derechos humanos sociales tales como salud, educación, seguridad social, nivel de cohesión social o característica y servicios de la vivienda, y que coincide plenamente con la metodología utilizada por UNICEF.

A través de esta medición se extraen datos como que el 44.2% de la población vive en pobreza, 33.7% (36 millones de mexicanos) en pobreza moderada y 10.5% (11.2 millones) en pobreza extrema.

Estos datos indican, además, que los niños, niñas y adolescentes se ven afectados de manera desproporcionada por la pobreza y la privación de sus derechos básicos: el 51.3% de ellos vive en pobreza (un 44.2% de la población mexicana total).

Desafortunadamente el panorama que se ha presentado en los últimos años es desolador, ya que el alza de productos como el huevo y la gasolina han venido a contribuir para acrecentar aun más el rezago que tienen múltiples familias en la
república mexicana.

El aumento que han sufrido estos productos ha ocasionado que se presente un alza de la inflación lo que a final de cuentas da como resultado un número mayor de pobres en el país.

En este sentido, el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un avance de 0.30%, lo que ubicó la tasa anual de inflación en 4.57%, el nivel más elevado desde marzo de 2010, de acuerdo con cifras del INEGI.

El problema de la gripe aviar que afectó la producción de huevo y que llevó al sacrificio de más de 11 millones de gallinas derivó en que el precio del blanquillo experimentara una variación de 11.04% en agosto.

En este mes el huevo blanco registró una cotización promedio nacional de 23.81 pesos por kilo, lo que significó un aumento de 26% superior a la registrada en julio, que fue de 18.91 pesos.

Otra de las alzas que ha golpeado fuertemente la economía de los mexicanos es el incremento mensual al precio de las gasolinas y es que en este sentido expresan especialistas que “la gente ya no aguanta este aumento mes con mes a los combustibles, cada vez hay más expresiones de inconformidad y desaliento porque merma el poder adquisitivo con alzas en todos los productos y repercute en los bolsillos de quienes tienen la necesidad de utilizar transporte público y otros servicios”

La escalada de costos de los combustibles seguirá al menos hasta el 2014, con lo que se avizora un severo golpe a la economía del sector industrial, pero sobre todo para la población, que es la que sufre las mayores consecuencias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here