Donativo de Aurobic’s al Hospital Civil ¡Ayudemos a Luis Álvarez!

0
Compartir

DETRÁS DE LA NOTICIA

Alfredo Martínez de Aguilar

 

 

 

Dos acontecimientos relacionados con la salud pública nos obligan a hacer una pausa en el análisis de los sucesos políticos, para abordar el grave problema del cáncer en niños y adultos en Oaxaca. En este sentido, es invaluable la labor altruista de la Fundación Aurobic’s de Corazón a Corazón.

Su presidenta, Aurora Zamora Martínez, anualmente hace entrega de importantes donativos al Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso para atender a los niños con cáncer. El pasado viernes, la fundación donó 147,976 pesos a los niños prematuros de 32 semanas y que pesan 1250 gramos.

Durante la emotiva entrega del donativo estuvieron presentes las autoridades del Hospital General Aurelio Valdivieso, encabezadas por su Director, Ernesto Garzón Sánchez, el Notario Público Número 25, Alfredo Castillo Colmenares, y la representante de los fármacos especializados.

El otro hecho que nos motiva a escribir sobre este tema, es el cáncer que mantiene internado en la cama 409 del Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE al ingeniero Luis Álvarez López, destacado entrenador de natación en diversas escuelas acuáticas, entre otras, en Acuarela.

Hacemos un vehemente llamado a sus ex alumnos, compañeros y amigos en general, para apoyar económicamente a su esposa Avril y a su hija Fernanda, a través de la Tarjeta Número 4766 8410 2847 4891 de Saldazo Oxxo CitiBanamex. ¡Hoy, por Luis y su familia, mañana por nosotros y nuestras familias!

El ingeniero industrial Luis Álvarez López, es originario de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, y egresado del Instituto Tecnológico de Oaxaca. Ha sido coach en diversas escuelas de natación y desde el 2000 es docente en el plantel de Santa María El Tule del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (COBAO).

El cáncer, una de las cuatro principales enfermedades crónicas en México y en Oaxaca, se ha convertido en el más devastador asesino silencioso que cobra la vida de cerca de 100 mil personas anualmente en el país, sobre todo, niños. Cada 4 horas muere un niño por cáncer en el país.

El diagnóstico de cáncer no es sinónimo de muerte. Los pacientes pueden salvar sus vidas. Con los avances en la prevención, el diagnóstico temprano y los tratamientos, 60% de los pacientes adultos con la enfermedad viven más de 5 años. Mi madre logró tener una sobrevida de 11 años.

En nuestro país, la sobrevida global, es decir, cuántos niños se curan a 5 años, es de apenas 50%, pero podría aumentar hasta 80%, como ocurre en países avanzados.

Para ello se deben conjuntar factores como que los pacientes tengan acceso a un sistema de salud; que los médicos de primer contacto sospechen y detecten oportunamente la enfermedad; que envíen al paciente a un centro de referencia acreditado y que ahí reciba un tratamiento exitoso.

En la realidad, hoy pueden pasar hasta 105 días para que un paciente pase del primer al tercer nivel de atención médica, lo que agrava el padecimiento al retrasar el tratamiento respectivo.

El cáncer, se trata de un grupo de más de 100 enfermedades, cada una con un tratamiento diferente, por lo que “hay que olvidarse de las medicinas milagrosas que prometen curar cualquier tipo de cáncer”. Recurrir a ellas sólo retrasa el tratamiento, sostuvo.

Los cánceres más frecuentes y principal causa de muerte por ese mal son el de mama y el cervicouterino en mujeres, y de próstata y pulmón, en hombres.

Según información de la Secretaría de Salud del Gobierno de la República se presentan alrededor de 190 mil casos nuevos anuales, con un alto impacto físico para el paciente, y también social, psicológico y económico.

Los tumores malignos, que se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, representan la tercera causa de mortalidad en adultos, después de las enfermedades del corazón y la diabetes. Son la primera causa de muerte de niños en México.

En el país, cada día se incrementa la incidencia de cáncer en edad pediátrica al registrarse más de 5 mil casos nuevos de cáncer al año en niños de cero a 18 años, y la enfermedad cobra alrededor de 2 mil vidas anuales. Es la segunda causa de muerte en niños entre 4 y 15 años

Sin embargo, existe poco personal certificado en oncología pediátrica, toda vez que solo hay 237 especialistas y 420 oncólogos médicos certificados por el Consejo Mexicano de Oncología, refieren especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sumados ambos géneros, el número uno lo ocupa el de pulmón. En general, sus principales causas son el consumo de tabaco, la obesidad y virus como el del papiloma, aunque hay otros factores, como la genética. Del 10 al 15 por ciento tienen un origen hereditario.

La tasa de mortalidad en México es de alrededor de 5.3 por cada 100 mil habitantes, y en adolescentes la cifra se incrementa a 8.5. En estos últimos, se presenta el abandono del tratamiento, entre 5 y hasta el 50% de los casos; si así ocurre, el chico fallecerá.

Las 3 principales neoplasias en pediatría son leucemias, que representan la mitad de los casos, linfomas y los tumores del sistema nervioso central.

El cáncer infantil es curable si se detecta a tiempo. Es importante acudir con el médico y  la detección oportuna y referencia temprana son clave. Cuando un niño no juega o está cansado hay que llevarlo a revisar y tener una certeza en el diagnóstico.

Si el pequeño está  pálido o presenta sangrados, puntos rojos o moretones en cualquier parte del cuerpo, en encías o nariz, no relacionados con golpes, pérdida de peso, ganglios aumentados de tamaño en el cuello o axilas, presenta incremento de volumen en hígado y vaso, “pancita”, o en testículos en el caso de los varones, o registra fiebre que no cede con nada, son señales de alerta y hay que acudir de inmediato al pediatra.

Es innegable que el Gobierno de la República no puede hacer frente solo al grave problema de salud pública que representa el cáncer en niños y adultos, a través del sistema nacional de salud, porque éste está colapsado financieramente.

De ahí la trascendencia del impacto social que reviste la activa y permanente participación de la sociedad civil, mediante el generoso altruismo de las asociaciones civiles, como Fundación Aurobic’s de Corazón a Corazón, en apoyo de los niños con cáncer.

Con 13 años de fundada, esa asociación ha contado con el decidido apoyo de empresarios y artistas como el maestro Fernando Andriacci, quienes realizan aportaciones económicas y en obras que son rifadas para hacer los donativos al Hospital General Dr. Aurelio Valdivieso.

Estos males generan mayor discapacidad, mortalidad y costos de atención para las instituciones del sector salud, por lo que es vital, es decir, asunto de vida o muerte, transitar de la atención médica curativa a la acción fundamentalmente preventiva.

Es un problema que tiene numerosas dimensiones que van desde la genética y la biológica hasta la social y la humana, que puede detectarse y prevenirse de manera temprana y curarse si se actúa de manera pronta, por lo que debe prevalecer la actitud y la conciencia de médicos y pacientes para hacer frente a la enfermedad.

¿Qué seríamos capaces de hacer ustedes y este columnista, si tuviésemos un hijo enfermo de cáncer? ¡Dios guarde la hora de semejante drama familiar! Pero de darse el caso haríamos todo, hasta casi lo imposible por intentar salvar a nuestro hijo.

La tragedia es mucho mayor en los casos de niños, adolescentes y jóvenes. El dolor que lacera el cuerpo y el alma, el corazón y la mente, sobre todo de los padres, es terrible. Su dimensión y magnitud no tiene medida ni límite alguno. Son infinitos.

Lo peor de todo es que los padres están solos en su lucha contra la muerte, a pesar de su enorme desventaja frente a la parca. Se aferran literalmente con dientes y uñas a las horas, días, semanas, meses y muchas veces años, por salvar la vida a sus hijos. ¡Apoyémosles! ¡No los dejemos solos!

 

alfredo@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

 

 

 

 

 

Fundación Aurobic’s en apoyo a niños con cáncer

febrero 21, 2017

 

El cáncer es la segunda causa de muerte infantil en general en México. Pero es la primera causa de muerte en los niños de entre cinco y 14 años de edad. Cada 4 horas muere un niño por cáncer en el país. En Oaxaca las cifras no son menos favorables, según los Servicios de Salud en 2015 se detectaron 76 nuevos casos.

Datos del Seguro Popular en México, respecto a la supervivencia en niños con cáncer en el periodo del 2007 al 2012, indican que la entidad se encuentra por debajo de la media nacional que es de 68.7 por ciento de posibilidades, al registrar 66 por ciento.

La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc) indica que el pronóstico de supervivencia de niños con tratamientos es de 51.7 por ciento. El 70% de los casos son curables si son detectados a tiempo y si se brinda el tratamiento adecuado.

Pero en México sólo existen 135 oncólogos pediatras para los cerca de 7,500 casos de cáncer infantil que se registran anualmente. El cáncer infantil causa impacto tremendo en nuestras vidas. Sin embargo, gracias a los adelantos de la ciencia y la tecnología, la lucha contra el cáncer sigue siendo intensa. Cada vez más niños pueden continuar llevando una vida normal.

Los 3 tipos de cáncer infantil más comunes son: Leucemia: el cáncer infantil más común (31%), con una tasa de supervivencia de 80%. Tumores cerebrales: el segundo más común (16%), con una tasa de supervivencia de 67%. Linfoma: el tercero más común (15%).

Tasa de supervivencia de 91% en casos de Linfoma de Hodkin, y tasa de 72% en casos de Linfoma No Hodkin. Las posibilidades de sobrevivir al cáncer han aumentado desde la década de los 70’s. Actualmente, más del 75% de los niños diagnosticados con cáncer sobreviven cinco años o más.

Frente a la tragedia familiar y el drama social que afecta a los padres de cien niños con cáncer en el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, María Aurora Zamora Martínez, su esposo Sócrates Amado Campos Lemus y sus hijos Sócrates Gabriel y Karisma Akal, se han echado a cuestas apoyar la lucha contra el cáncer infantil.

Hace doce años crearon la asociación civil de Corazón a Corazón Fundación Aurobic’s y realizar diversas actividades para recaudar fondos, desde bailes de zumba al aire libre en el Parque Juárez “El Llano” y aportación voluntaria de donativos hasta boteo en las calles de la ciudad.

Hace cuatro años, María Aurora Zamora, presidenta de la Fundación Aurobic’s, licenciada en Ciencias de la Comunicación, decidió organizar la Carrera Atlética de Corazón a Corazón en beneficio de los niños que padecen cáncer del Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”.

Con visión, sensibilidad, imaginación y compromiso social, la familia Campos Zamora encontró en la solidaridad y el trabajo comunitario una veta inagotable de posibilidades para recaudar recursos a favor de los niños que padecen cáncer del Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”.

No se trata del típico altruismo disfrazado de filantropía con fines económicos o políticos. A María Aurora Zamora Martínez y Sócrates Amado Campos Lemus no interesa ningún cargo político. Ambos tienen una postura muy clara al respecto. Están al margen de cualquier tentación en ese sentido.

Los donadores en dinero o en especie, sobre todo, en el caso de micro, pequeños, medianos y grandes empresarios, pondrán obtener un recibo deducible de impuestos a cambio de su aportación a tan noble causa, y beneficiar directa y personalmente a los niños enfermos de cáncer y a sus familias.

La solidaridad oaxaqueña ha encontrado en la sabiduría milenaria del trabajo comunitario, representado por el Tequio y La Guelaguetza, dos de las instituciones que han trascendido el tiempo y el espacio, a través de los siglos. Son fuente inagotable de altruismo.

Frente al colapso financiero en el sector salud, hoy más que nunca, es indispensable que los oaxaqueños nos organicemos y trabajemos brazo con brazo, codo a codo, por los que menos tienen, particularmente por los niños enfermos de cáncer.

Entrevistada por el columnista en el Programa “Detrás de la Noticia” de Canal Gente Libre destacó el rotundo éxito de la 4ta. Carrera Atlética, que se realizó el domingo 19 de febrero, a partir de las 8 horas, con un recorrido de 6 kilómetros y la participación de 300 corredores.

Las categorías participantes fueron Libre, Máster, Veteranos, en las ramas femenina y masculina. Los tres primeros lugares recibieron premios en especie. La cuota de recuperación de 200 pesos incluyó recibir un kid con playera conmemorativa, número de competidor, medalla, abastecimiento en ruta y meta.

Todos los inscritos participaron en la rifa de una motoneta. El keniata Joseph Mutisya ganó el primer lugar absoluto varonil, mientras que Lourdes López Hernández obtuvo el primer lugar absoluto en la rama femenil. Los dos recibieron una bicicleta. El majestuosos templo de Santo Domingo de Guzmán fue el punto de salida y llegada.

Agradecida con Dios, la vida y su familia, María Aurora Zamora Martínez, agradeció, a su vez, a las empresas patrocinadoras, así como a sus colaboradores de Aurobic’s Fitness Gym, al presidente municipal, José Antonio Hernández Fraguas y demás autoridades municipales, así como a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado por condonar los impuestos.

Especial reconocimiento hizo a los cientos de participantes en la 4ta. Carrera Atlética de Corazón a Corazón, quienes al lado de sus familias convirtieron en una fiesta popular la realización de esta actividad a beneficio de los niños que padecen cáncer del Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”.

Mientras cientos de estos niños enfermos carecen de instalaciones adecuadas, medicamentos e insumos adecuados y oportunos por el escandaloso saqueo del sector salud por Germán Tenorio Vasconcelos y el ex director Seguro Popular, Salvador Monroy Rodríguez, el ex secretario de Salud organizó una fiesta faraónica, con motivo del bautizo de su hijo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here